jueves, 31 de diciembre de 2009

En memoria de Iván Zulueta (gran pérdida)

5 comentarios:

Raquel G. dijo...

Cierto, Paco. Gran pérdida.
Gracias por enlazarme. Feliz año.

Francisco Javier Torres dijo...

De nada, Raquel mía. No lo hice antes por dejadez, pereza, desidia, desgana, negligencia, holgazanería, etc., etc., pero te leía, claro, claro, ya lo sabes.
En cuanto a Zulueta, le rendí un merecido homenaje en Noche Vieja, justo después de las uvitas, revisitando su arrebatado Arrebato. Yo solo, sin música, sin bailones y con una botella de buen cava que trasegué enterita. Después me uní a la Fiesta, sí, pero buscando con ansia, deseando con toda mi energía (poca ya después del cava) encontrar ese arrebatador fotograma rojo que me transportase al otro lado de la realidad (no podía quitarme de la cabeza a Pedro llamándome desde su fotograma correspondiente). Fue en vano, claro. Pero esa intención constribuyó, no obstante, al menos, a pasar una de las mejores noches viejas que recuerdo, tan en otro lugar...

Raquel G. dijo...

Por mi parte, revisité Arrebato hace pocos meses. De esta Noche Vieja guardo un comentario de mi tío Carlos, que ha dejado de fumar y de beber completamente: "Pero lo importante es encontrarse bien...y yo no me encuentro bien." Un maestro. Casi me trago su anillo de bodas con el último trago de cava.

Lo importante, tú lo has dicho, es encontrarse tan en otro lugar...

Un abrazo.

Raquel G. dijo...

Acabo de reparar en la espantosa redundancia del "trago". ¡Válgame el payo -y la redundancia-!

PD. Palabra a verificar: fixia. Lo juro. Va a ser porque han oído lo del anillo. ¡Qué miedo, Paco!

Francisco Javier Torres dijo...

Está bien así, cada caso en su momento, no te preocupes, je, je. Ah, y echaré yo uno por tu tío también, a ver si mejoramos, que debemos, que debemos, vaya que sí...