viernes, 25 de diciembre de 2009

Muy pronto

Estas Poéticas capitales de Francisco Javier Torres constituyen una contundente y muy personal aproximación a las más importantes poéticas del pasado siglo en Málaga sobre todo. Un lugar fundamental en el libro lo ocupa el trabajo dedicado a las poéticas de los años 60 y 70, en el cual se desarrolla un estimulante estudio de los autores más destacados de esos años (Alfonso Canales, Rafael Pérez Estrada, Rafael Ballesteros o José Infante), para finalizar atendiendo a las más novedosas formas de escritura poética que se iniciaron por entonces. Un estudio de las poéticas fundacionales de estos autores, pues, que no provocará indiferencia en cualquier caso, pero también un muy interesante repaso al ambiente cultural de esos años que resultaron claves sin duda para definir nuestra sensibilidad actual. Se incluyen previamente varios trabajos sobre José Antonio Muñoz Rojas que son producto de la lectura atenta que de sus libros ha venido realizando a lo largo de los años. Tres estudios más sobre autores procedentes del espacio exterior y no atendidos tal vez como se debiera (Rafael Juárez, Carlos Alcorta e Ives Bonnefoy) sirven de contrapunto a lo anteriormente tratado.

19 comentarios:

J. A. Montano dijo...

Coño, dicho y hecho! Así, así! Enhorabuena!

Pepe Cervera dijo...

Enhorabuena por la criatura, Paco, ya me la presentarás.
Abrazos.

Raquel G. dijo...

Enhorabuena, Paco.
Me acaba de decir el médico que estoy anémica. ¡Qué pena me doy! Con el buen yantar que tengo...
¿La poesía alimenta? Abrazo.

Francisco Javier Torres dijo...

la criatura tardará un poquito todavía, la están acicalando ahora. Prontito, como digo, sí, la tendremos por ahí rodando, enfangándose, pero no inmediatamente. Me alegra, no obstante, que os alegre, of course.
Y la poesía alimenta, claro que sí, Raquel, si se constituye proteínicamente como es debido, aunque, la verdad, tal vez donde se ponga un buen filete... no sé, no sé...

J. A. Montano dijo...

Iba a hacer un chiste sobre la anemia de RG y su afición a la literatura grasa (¡y merengosa!), pero me voy a callar. ¡Hasta yo evoluciono y *mejoro*! ¿Ven? :-)

Macareno dijo...

Plausible creación, di que sí. ¡Pinta buena tiene! ¡Otro que va como una moto! Ya me estás regalando un ejemplar para la cena de Navidad.

Miguel Giner

Raquel G. dijo...

¿Sabrás tú, Montano, alma de cántaro, lo que yo leo? No te guíes por suposiciones y haz el chiste, hazlo, cobarde, y obtendrás la réplica que te quita el sueño.

Bah...pelillos a la mar, estoy indulgente -además de anémica-.

Aderezaré los solomillos sangrantes con poesía, Paco, a ver qué tal.

Un abrazo...¡bah!, también para Montano.

J. A. Montano dijo...

Yo te recomendaría, querida Raquel, que abandonases por unas semanas la crema chocolateada y te suministrases a Galdós, con sus sustanciosos garbanzos... :-)

Pero, broma aparte, espero que te mejores. Saludos.

Raquel G. dijo...

Te sorprenderá saber que digerí los Episodios Nacionales enteritos hace pocos años. Me divertí bastante, ya ves.
No es leche, cacao, avellanas y azúucar todo lo que una lee.

Gracias, Montano. A seguir bien.
Saludos.

Francisco Javier Torres dijo...

Bueno, muy bien, pero aquí hemos venido a hablar de mi libro, de-mi-li-bro. Dejen, pues, las recetas de la abuela,y pasen ustedes ipso facto, a comentar este acelerador de partículas. De lo contrario, me veré obligado a establecer un riguroso y exhaustivo, exhaustivísimo control de los comentarios acaecidos. Y encima se me ponen tiernos, vamos, esto ya resulta de todo punto intolerable... (bueno, casi, je, je)

Francisco Javier Torres dijo...

Miguelito, por ahí andará. Cuenta con él si lo tengo para entonces. Si no, lo mismo pero a distancia, don't worry about that.
Por cierto, Montano, ya que estamos con libritos, ¿cómo llevas lo del p.. Poe? Intuyo que se está desinflando tu supuesta influencia ¿no?

J. A. Montano dijo...

Estoy intentando conseguir más ejemplares... Si me dan (¡que aún no sé, porque están muy rácanos!), el primero será para ti.

Francisco Javier Torres dijo...

Muy bien, muy bien, no esperaba menos...

Anónimo dijo...

El libro tiene que estar muy bien, pero lo que más me interesa es la foto de portada. Háblanos de ella.

Pronto

Josedu

Francisco Javier Torres dijo...

Pues resulta que es una de las más destiladas creaciones del gran arquitecto de la imagen Frank Towers, primo segundo mío, para más señas, y muy poco conocido, desgraciadamente, en este país de filisteos. Pero todo cambiará a partir de ahora, estoy seguro, estoy completamente seguro, vamos, no me cabe ni la menor duda. Espero haber satisfecho su curiosidad, mi querido Popocho, digo, ejem, Pepelu, no, disculpe, quería decir... bueno, eso...

J. A. Montano dijo...

¿Filisteos has dicho? ¿Es a mí?

Francisco Javier Torres dijo...

Jua, jua, me parto, ¡pues claro que es por ti! por quién si no. Pero en su acepción recta ¿eh? Bueno, no, la verdad es que cuando me descubriste el significado del adjetivito me encantó. Lo adopto ya, pero ya (pss, no lo divulges, ¿vale? (je, je)

Raquel G. dijo...

Pues a mí el Towers éste me suena a estrella porno, ejem. No sabría decir por qué, ejem, ejem... Al fin y al cabo, arquitecto de la imagen y actor porno no distan tanto, ¿no, Paco?

En fin. Saludos a tu primo segundo.

Francisco Javier Torres dijo...

Pues no, en efecto, no distan tanto, ahora que lo dices. Y algo de eso hay, pero no lo divulges tampoco, de momento al menos, ¿vale, Raquel?, no vaya a ser que se me desinfle la premier, en la que tendremos (psss) tal vez un bonito show con explícitos contenidos de esa naturaleza que mi primo reserva con celo (je, je).